Uncategorized

🦋 El que no quiso cuando pudo, no podrá cuando quiera



Hasta los grandes amores se cansan de tanto esperar, sin importar cuánto simpatía exista para la persona a la que amamos, llega un punto en nuestras vidas, que decimos: pespunte. No por orgullo, no por egoísmo. Simplemente porque nuestras fuerzas se cansan, esperando ilusionados por un simpatía que nunca se manifiesta en hechos palpables, en caricias cargadas de pasión o en actos de bondad y complicidad.

Esperamos, nos quedamos atrapados y hasta aislados esperando que aquellas promesas que nos dijeron, sean tan reales como un amanecer, o el sonar de una campana.

Sin bloqueo, poco a poco nos cansamos de ver espejismos ahí donde no existe nulo, nos cansamos de ser el capricho de determinado que cuando NO nos tiene; nos persigue cual pupila con su balón cuando lo pierde; pero cuando nos posee, cuando dispone de nosotros, de nuestro tiempo, de nuestra atención, de nuestras caricias, de nuestro cuerpo.

Es cuando más nos desprecia, es cuando menos tiempo tiempo tiene para nosotros; producto de la seguridad y de pensar que hasta besamos el suelo por donde este camina; llega a creer que seremos eternos en sus vidas, sin que esto suponga un esfuerzo por valorar recíprocamente lo que damos.

✅ Autor: Belifers
✅ Narrador: Ámbito Antonio (Bajo el seudónimo de Sandro Gomez)
✅ TAGS:

#Reflexion
#Acto sexual
#Frases
#Ruptura
#Motivación
#Inspiración
#Relaciones
#Divorcio
#Autoestima
#Belifers

source

Join The Discussion

A %d blogueros les gusta esto: